Trinidad

Batman, Superman y Wonder Woman: Trinidad, una apuesta segura.

Por Jaime Valero

Trinidad
Portada de la compilación española de Trinidad. © DC Comics y ECC Comics.

Hay tebeos (historietas) que ya solo por los ingredientes empleados se presentan, al menos a priori, como una apuesta segura. Es el caso de este Trinidad, una miniserie de tres números publicada originalmente en 2003 que reúne bajo el mismo techo a los tres personajes más emblemáticos de la factoría DC: Batman, Superman y Wonder Woman (la Mujer Maravilla). A ello hay que sumar que la historia que aquí nos cuentan es la de su primer encuentro, y que la mezcla se adereza con la presencia de un villano de altura, Ra’s Al Ghul, y de un secuaz no menos temible, Bizarro. Todo ello bajo la batuta de Matt Wagner, autor completo con un estilo gráfico que, sin necesidad de ser extremadamente realista, dota de un tono épico y adulto a sus historias. Apuesta segura, ¿no?

Pues debo decir que al principio no lo tuve tan claro. Ya desde las primeras páginas de este volumen, salen a relucir algunas de las virtudes del trabajo de Wagner, como su buena mano para plasmar los pensamientos de los protagonistas en textos de apoyo, o la calidad de su dibujo, que ya he apuntado previamente. Hay también alguna escena memorable, como aquella en la que Clark Kent nos cuenta que pierde a propósito varios trenes a la semana, para que así nadie sospeche su verdadera identidad. Pero al margen de esos puntuales destellos de ingenio, da la sensación de que nos encontramos ante una historia más, que tampoco se aleja demasiado de la infinidad de aventuras que ya hemos vivido en compañía de estos personajes. Ni siquiera el primer encuentro entre Superman y Wonder Woman, y el posterior encuentro con Batman, resultaron tan impactantes como esperaba, por mucho que se presenten a toda página.

Llega un punto, sin embargo, en el que los elementos que Wagner va desplegando poco a poco empiezan a cobrar forma, un punto en el que estalla el drama por el choque entre las respectivas personalidades de los tres protagonistas. Entonces comprendes que Wagner no solo conoce muy bien a estos personajes, sino que sabe manejarlos a la perfección. Los textos de apoyo nos ayudan a descubrir nuevas facetas sobre Superman y Wonder Woman, cada cual con su propia y reconocible voz; y no podemos olvidar el acierto de que los pensamientos de Batman, siempre tan enigmático y tan reservado, sean expresados por un narrador en tercera persona, y no por el propio Bruce. También es excelente el retrato que hace de Wonder Woman, que no se deja amilanar por el marcado carácter masculino del mundillo superheroico. Y en cuanto a Superman, su sentido del deber y de la justicia, y la comprensión que ha llegado a alcanzar sobre los métodos de Batman, también están muy bien resueltos.

Pero además de la caracterización de los personajes, la trama también se va volviendo más absorbente conforme avanzamos en la lectura. Lo que al principio parece la enésima amenaza eco-terrorista de Ra’s Al Ghul, desemboca en una trama carga de acción y peligros que cobra especial intensidad para la pobre Wonder Woman, que cobra hasta en el carné de identidad. Con unos personajes tan poderosos y recurrentes, no es fácil conseguir que se enfrenten a un desafío capaz de ponerlos en aprietos de verdad, pero este es uno de esos casos, y aunque el lector tenga claro que al final conseguirán aplacar la amenaza, el camino hasta la resolución resulta emocionante.

Así pues, lo que esta Trinidad nos ofrece es un buen cómic de superhéroes con cierto regustillo clásico y un indudable carácter adulto. Personajes bien caracterizados, puntuales destellos de humor, y unos diálogos muy bien escritos que nos permiten asomarnos al interior de sus mentes. Lo mejor de todo es que, al desmarcarse de la continuidad habitual del universo DC, cualquier lector podrá disfrutar de este volumen sin necesidad de tener mucho bagaje previo. Un mérito que debemos concederle a Matt Wagner, ya que contar con los ingredientes adecuados es fundamental, pero de nada sirven si el autor no sabe cocinarlos como es debido.

Tomado de:

www.fancueva.com

Un pensamiento en “Batman, Superman y Wonder Woman: Trinidad, una apuesta segura.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *