Maus - Portada

MAUS: UN CLÁSICO EN VIÑETAS

por Lilian Gray

Maus - Portada
Portada de una de las ediciones en español de Maus.

Maus es una excelente historieta escrita y dibujada por Art Spiegelman cuyos padres sobrevivieron al holocausto nazi. Todos sabemos o hemos escuchado y leído sobre los horrores y brutalidades cometidas por los soldados nazis en nombre de su ideología aria y segregacionista durante la Segunda Guerra Mundial. Para aquellos que lo desconocen, fascismo y nazismo no significan lo mismo aunque por lo general sean términos que se confundan a menudo: fascismo es el régimen totalitario y nacionalista que el dictador Benito Mussolini instauró en Italia en 1922, y que resumiendo en pocas palabras significaba que dentro de un régimen fascista, el individuo no existe. Por otro lado el nazismo es completamente diferente aunque comparte puntos en contacto con el fascismo, Hitler postulaba que según las leyes naturales los más fuertes debían imponerse a los más débiles, por lo que consideraba que existía una tendencia natural hacia la duración de las razas, idea en la que se basó para luchar por la pureza de la raza aria, tronco étnico de los germanos.

Pero para mí la verdad detrás de esto es otra: luego de la humillación que representó para Alemania la pérdida de la Primera Guerra Mundial y el nuevo orden mundial establecido con el cual perdió parte de su territorio, la situación económica y social del país empeoró. Como consecuencia lógica e inevitable de toda guerra, apenas había trabajo y quienes se mantenían en los buenos puestos eran los judíos alemanes así que era normal que Hitler los viera como enemigos que destruían la esencia de Alemania y hasta más, los consideraba la causa de todos los males. Pocos saben que antes de enviar a cientos de judíos a morir a Auschwitz primero ´´ensayó y probó´´ con polacos, comunistas, alemanes, homosexuales y cualquiera que se opusiera a él, pero al parecer esta parte de la historia se ha olvidado, la razón no la sé.

Maus 053
Página de Maus.

En Maus podrán apreciar como Art nos cuenta las vicisitudes que su familia tuvo que enfrentar para lograr sobrevivir a la guerra y esto lo logra haciendo uso de una excelente analogía identificando a los judíos como ratones no importara su nacionalidad, los alemanes como gatos, los polacos como cerdos, los norteamericanos como perros y así sucesivamente. Vladek, el padre de Art no la tuvo fácil, por suerte era un hombre hábil que supo aprovechar las oportunidades que se le presentaban para poder sobrevivir al horror nazi. Todo lo hizo por amor y creo que fue precisamente eso lo que lo salvó tanto a él como a su esposa Anja de la cual siguió enamorado toda su vida aun después de la muerte de esta. Frases como ´´ No volví a ver a Abraham, seguramente salió por la chimenea´´ y momentos como cuando los alemanes obligaron a los prisioneros a desmantelar las cámaras de gas para ocultar que estaban matando judíos en ellas una vez que los aliados llegaran, son perturbadores. Además, el estilo artístico de la historieta, uno de los mejores que he visto, es también impactante.

Y aunque no lo puso en su magistral obra, es conocido que los nazis solían hacer jabones, lámparas y cremas de piel con la grasa, piel y huesos de sus víctimas y a los niños que podían ´´germanizar´´ los llevaban a Alemania y entregaban a las mejores familias alemanas para su futura educación como miembros funcionales de una sociedad perfecta y aria. Esto último fue lo que hicieron los militares durante la dictadura de Pinochet en Argentina, todos hemos escuchado hablar sobre las abuelas de la Plaza de Mayo. Hitler estaba tan convencido de la superioridad alemana que incluso envió expediciones científicas a varias partes del mundo para buscar pruebas sobre la raza aria y así probar su descabellada teoría. Muchos judíos sobrevivieron porque escaparon a tiempo, pero aquellos que se quedaron confiaron en ´´pasadores´´ o sea hombres inescrupulosos que les quitaron todos sus bienes y los mataban después de prometerles llevarlos a un lugar seguro. Eso también Art lo refleja en Maus solo que su padre y su madre terminaron en un campo de concentración aunque para el caso era igual que la muerte.

Leyendo Maus, recordé una frase que Hamish el atormentado mentor de Los juegos del hambre solía decirle a Katniss y Peeta: ´´ No hay ganadores de los juegos del hambre, solo sobrevivientes´´ y me preguntaba después de terminar de leer la historieta y haber analizado el comportamiento del padre de Artie respecto al dinero y a su obsesión con el ahorro que casi rallaba en el absurdo y que tal vez era una secuela u hábito adquirido por haberse acostumbrado a comerciar para poder sobrevivir ¿Acaso él sobrevivió o murió en el trayecto? Experimentar situaciones horribles que te hacen desear estar muerto te mata por dentro eventualmente y más algo como eso. Por otro lado, que Vladek fuera racista hacia los negros evidencia que violencia engendra violencia y terror engendra terror, es un círculo vicioso que nunca termina. Tuve una profesora que una vez durante una clase dijo que existe un interés desmedido en que veamos a los judíos como únicas víctimas de la Segunda Guerra Mundial y eso es para justificar que los israelitas estén matando por motivos religiosos a millones de palestinos cada año. Y creo que es verdad, he visto muchas películas sobre el holocausto y la guerra (todas cortesía de la tvc) y créanme, siempre el tema es el mismo. Pero lo más preocupante es que a pesar de las advertencias, de los museos, de la memoria histórica colectiva, en Alemania en estos momentos el movimiento neo nazista cobra cada vez más fuerza, Hitler se niega a morir.

Olvidar lo que ocurrió siglos atrás es fácil cuando no se ha vivido en carne propia lo que otros sufrieron, pero quiero ser positiva y pensar que tantos años de historia no pueden perderse así como así, gracias Art Spiegelman por haber creado Maus y recordarle a las nuevas generaciones ávidas por leer historieta (llámese tebeo, comic, manga) que el pasado no tiene que ser una página aburrida de un libro de historia escolar; no, puede ser algo más, puede ser una obra de arte.

Lilian Gray. Abogada camagüeyana y apasionada a las historietas, especialmente al manga y al anime japonés. Trabaja en una notaria y comparte su tiempo entre leer fajos delíos jurídicos y carpetas de sus comics preferidos . Colabora usualmente con comentarios en nuestra página.

Un pensamiento en “MAUS: UN CLÁSICO EN VIÑETAS”

  1. jajaja gracias por publicar la cronica de maus alfredo, jeje es grey de congregacion religiosa o grupo de personas no del color, pero bueno se pronuncian igual. Esta bien tratare de llamarte a la galeria o llegarme por alla para que me expliques lo de los cursos, esta vez si voy a ir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *